Resultados de Pruebas PISA 2022

Presentación de resultados de Uruguay en PISA 2022

Los resultados de las pruebas PISA 2022 evidencian una relativa estabilidad con respecto a los desempeños en las tres áreas principales evaluadas: matemática, lectura y ciencias. 

 

 

Los resultados de las pruebas PISA 2022 evidencian una relativa estabilidad con respecto a los desempeños en las tres áreas principales evaluadas: matemática, lectura y ciencias. Además, dan cuenta de la consolidación de las mejoras que ha logrado el país en términos de cobertura, y los avances parciales en lo que respecta a la progresión por los grados y ciclos escolares.

El Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA) es un estudio desarrollado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Econó­mico (OECD), a través de un consorcio de instituciones. Su primera edición fue en el año 2000, y Uruguay participa desde 2003. Actualmente es el programa de evaluación de estudiantes de mayor alcance a escala mundial: en el ciclo 2022 participaron de la evaluación 690.000 estudiantes de 15 años de Educación Media, que representaron a aproximadamente 29 millones de estudiantes en 81 países y economías del mundo.

PISA evalúa los desempeños de jóvenes nacidos entre el 1° de mayo de 2006 y el 30 de abril del 2007 que asisten a Educación Media, por tanto con edades entre los 15 años y 3 meses a 16 años y dos meses. En Uruguay abarca específicamente a estudiantes de liceos públicos, liceos privados, escuelas técnicas y escuelas rurales con 7°, 8° y 9° grado.

Durante la presentación, la presidenta de la ANEP, Virginia Cáceres, hizo énfasis en la incidencia positiva de las decisiones adoptadas en materia educativa durante la pandemia, lo que permitió que los aprendizajes no se vieran comprometidos. "Ahora viene la etapa de, en base a todos los datos relevados, comenzar a poner foco en algunos de ellos y en los desafíos que nos imponen para seguir avanzando", indicó.

Por su parte, el consejero del Consejo Directivo Central, Juan Gabito, destacó que las pruebas PISA constituyen una política de Estado que se ha mantenido durante veinte años, “pero decirlo así parece un dato si no nos retrotraemos a los años 2000, donde no era tan fácil estar de acuerdo en que las mediciones y evaluaciones eran algo útil y necesario”.

En este sentido, la directora ejecutiva de Políticas Educativas de la ANEP, Adriana Aristimuño, coincidió que en la actualidad esta evaluación forma parte de una política de Estado. “Participar implica también tomar decisiones de política educativa. Es bien importante considerar la evidencia, los resultados de PISA y toda la información que nos da para tomar buenas decisiones fundadas en evidencia”.

Además, valoró que los resultados “son una buena noticia para el país, ya que muestran que Uruguay sorteó con muchísimo tino y buenas decisiones la pandemia, porque al contrario de la mayor parte de países que participaron, Uruguay no reporta una baja significativa y en ciencias aumentó su puntaje, lo que muestra que las medidas que se tomaron fueron las acertadas y el impacto sobre los estudiantes fue cero”.

Laura Noboa, coordinadora nacional PISA, informó que en esta oportunidad en Uruguay participaron alrededor 6.700 estudiantes en 220 centros educativos, que representan aproximadamente 43.800 estudiantes uruguayos de 15 años.

“El objetivo de PISA evalúa en qué medida los estudiantes logran movilizar los conocimientos aprendidos en tres áreas clave: matemáticas, ciencias y lectura, y activar ciertos procesos cognitivos en situaciones concretas y contextualizadas. Lo importante no es cuánto saben de cada área, sino en qué medida logran aplicar lo aprendido para resolver una situación concreta”, explicó.

Resultados

Uruguay participó del estudio PISA por séptimo ciclo consecutivo en el contexto particular de la pospandemia y en el primer año de retorno a la presencialidad plena, luego de dos años marcados profundamente por la crisis sanitaria.

Desde una perspectiva no restrictiva de la calidad de los sistemas educativos, que contempla simultáneamente la inclusión, la trayectoria y el desarrollo de aprendizajes, el ciclo 2022 refleja la consolidación de las mejoras que ha logrado el país en términos de cobertura, y los avances parciales en lo que respecta a la progresión por los grados y ciclos escolares.

Respecto a los desempeños en las tres áreas principales evaluadas (matemática, lectura y ciencias) los resultados del ciclo 2022 muestran una situación de relativa estabilidad.

En la mirada comparativa, Uruguay evidencia un peso relativamente importante —en particular en comparación con los países de la región— de la cobertura de jóvenes de 15 años en las ofertas técnico-profesionales, así como un alto porcentaje de jóvenes matriculados en el sector público.

La incidencia de trayectorias marcadas por experiencias previas de repetición, constituye otro rasgo distintivo del país, una característica sobresaliente, en general, de los sistemas educativos de la región que plantea desafíos importantes de cara a la meta de inclusión con progresión y aprendizajes.

Desempeños

En 2022 el 91% de los jóvenes de 15 años estaban matriculados en una institución formal de Educación Media, un porcentaje similar al reportado en 2018, y que muestra la consolidación de los progresos que el país ha logrado en esta dimensión en el mediano plazo. Estos niveles de cobertura se ubican entre los más altos entre los países latinoamericanos participantes de PISA 2022 (83% en promedio).

El 72,5% de los estudiantes uruguayos de 15 años cursa el grado esperado para su edad (1° o, en menor medida, 2° de Enseñanza Media Superior), un porcentaje sustantivamen­te más alto que en ciclos anteriores (en 2018 fue de 64%). Sin embargo, uno de cada cuatro estudiantes de 15 años cursa en situación de rezago en la Educación Media; especí­ficamente con un 18,8%, un 6,2% y un 2,6% en noveno, octavo y séptimo grado, respecti­vamente.

Los estudiantes uruguayos de 15 años de liceos públicos y privados, escuelas técnicas y escuelas rurales 7º, 8º y 9º grado obtuvieron, en promedio, 409 puntos en la prueba de matemática de PISA 2022.

En las áreas de lectura y ciencias, casi seis de cada diez estudiantes uruguayos alcanzaron los desempeños mínimos (59% en ambos casos). También es mayor la proporción de estudian­tes con desempeños altos en comparación con el área de matemática: cerca de un 10% se ubicó en estas pruebas en el nivel 4 o superior.

En el área foco (matemática), Uruguay —junto a Chile— presenta los desempeños más al­tos en la región (sin diferencias significativas entre ellos). Singapur, las regiones de Macao, Hong Kong y Taipéi (China), Japón, Corea, Estonia, Suiza, Canadá y Países Bajos son los diez países o economías con puntajes más altos en matemática en el ciclo 2022 (con desempeños promedio de entre 493 y 575 puntos). En lectura y ciencias, Uruguay se ubica en un segundo escalón, en ambos casos por debajo de Chile y por encima del resto de los sistemas latinoamericanos participantes.

La evolución reciente, respecto al ciclo 2018, indica una leve caída en Uruguay de los desempeños promedios en matemática (de 9 puntos), una mejora de magnitud similar en ciencias (10 puntos) y una situación de estabilidad en lectura.

En el escenario internacional, la mayoría de los países reporta una baja en sus desempe­ños promedio en matemática, tanto en la comparación 2018-2022 como entre 2012 y 2022. A modo de ejemplo, en 2022 solo el 10% de países comparables mejoraron respecto al ciclo anterior, el 58% bajó su desempeño promedio y el restante 33% se mantuvo estable.

Más información.